Nuestro café se siembra, cuida y cosecha en la zona de Bule en la sierra de la costa de Oaxaca.

Con 50 años trabajando por las fincas de la zona de Bule en la sierra de la costa de Oaxaca la finalidad del proyecto de Café Bule es principalmente producir un café 100% orgánico para ofrecerlo a los mercados que exigen el mejor café en calidad, sabor y aroma.

Todos nuestros cultivos están libres de fertilizantes, abonos y pesticidas químicos. Todo se siembra y mantiene en equilibrio con el entorno, evitamos la deforestación, reutilizamos y cuidamos los recursos para producir nuestros cultivos. En el bosque se hace el barrido quitando hierba como preparación de la tierra para la siembra del cafeto todo el material orgánico se regresa como abono, composta para enriquecer la tierra, la cobertura vegetal que se mantiene permite retener y filtrar el agua a los ríos subterráneos evitando así deslaves en la zona.

Gracias al proyecto de Café Bule y por su proceso artesanal del grano de café permite dar trabajo a la gente de la región casi todo el año ya que involucra el uso mínimo de maquinaria y de esta forma retribuye la labor con sueldos dignos, se han adquirido terrenos donde se construyeron casas con los servicios indispensables para una vida decorosa, dos clínicas que dan atención médica y una escuela. El aspecto más gratificante es el que las familias del lugar se mantienen unidas trabajando y produciendo para sí mismos vestimenta y artesanías en telares instalados con beneficios de las fincas.

¿Café sustentable?

Es el que se produce buscando el equilibrio entre la eficiencia productiva y la conservación de los recursos naturales; es decir, se emplean métodos que permitan aprovechar los recursos naturales para el consumo humano, pero sin devastación. La importancia del café respecto a la conservación ambiental viene de la posibilidad de hacer intervenir en su cultivo una serie de prácticas encaminadas a conservar y renovar recursos naturales y vitales como son el agua, la tierra y el aire: prácticas de conservación y recuperación de los suelos, sustitución de fertilizantes y plaguicidas agroquímicos por abonos orgánicos y un control biológico de plagas y enfermedades, un uso más moderado del agua en la etapa de la industrialización del grano.

¿Qué es el café orgánico?

Es un café libre de químicos y pesticidas que se cultiva con un estricto control de calidad y en armonía con la naturaleza.

El café orgánico en México se cultiva bajo sombra, es decir, las matas del cafeto se cultivan intercaladas con árboles diversos tales como naranja, plátano, limón, aguacate. También dan sombra al café árboles que no dan producto, del género Inga. Estos cafetales son sistemas agroforestales que ofrecen numerosos beneficios ecológicos y económicos tales como: la protección y conservación de la biodiversidad; protección de suelos; regulación de lluvias, heladas, vientos; protección de cuencas hidrológicas, captación de carbono; generación de alimentos y diversificación productiva.

Si como consumidor has optado por empezar a consumir  café orgánico es tarea de inicio revisar y determinar la confiabilidad del producto que se ofrece.

¿Cómo? Buscando más información sobre los procesos de cultivo ecológico, sobre las organizaciones y los productores que los practican.

¿Beneficios? Mayor garantía de calidad y salud para nosotros y para el planeta.

Económicamente viable: dirigida a mejorar el ingreso del productor a través del sobreprecio que se paga por el café orgánico.

Socialmente justa: orientada a mejorar la calidad de vida de los productores y de los consumidores.

25febrero
2021
  • 1.872
  • 0

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscribete

a nuestro newsletter